Técnicas de dinamización


Las técnicas de dinamización o dinámicas de grupo constituyen una herramienta esencial para los educadores/as. A través de ellas se logra un aprendizaje basado en la experiencia. A continuación se recogen algunas de las más útiles:

“El infiltrado”

Objetivo: Analizar la debilidades de una idea o proyecto.
Desarrollo: Se crean grupos de cinco personas. Cada grupo esboza una idea para un proyecto de intervención socio-comunitaria. A continuación, cada grupo acoge a un miembro de otro grupo -el infiltrado-, al que le explican la idea. Éste vuelve a su grupo con la idea que ha escuchado y la comunica para, de forma conjunta, analizarla buscando sus debilidades.
Puesta e común: cada grupo expone su idea y el equipo del infiltrado tratará de rebatirla.

“Debate empático”

Objetivo: Identificar diferentes estrategias de comunicación en el interlocutor.
Desarrollo: Se plantea un tema polémico y reparte una tarjeta a cada persona. En ella se indica qué opinión tiene que defender y cómo tiene que ser su comunicación (asertiva, no asertiva o agresiva).
Puesta en común: cada participante indica qué tipo de comunicación ha identificado en cada interlocutor. De forma conjunta se analiza las implicaciones afectivas y comunicativas de cada estrategia.

“Dibujo dictado”

Objetivo: Analizar diferentes tipos de retroalimetación o feed-back.
Desarrollo: Una persona se encarga de dictar las directrices oportunas para que los demás dibujen una serie de figuras. El grupo no puede ver el dibujo, solo tiene la información verbal que transmite una persona. Se realizan tres dictados con las siguientes premisas: en el primero no se admiten preguntas; en el segundo sí, pero las respuestas se limitan a “Sí” o “No”; en el tercero no hay restricciones en las respuestas.
Puesta en común: se analizan los tres dibujos, deberían ser más parecidos al modelo a medida que el flujo de información es bidireccional e ilimitado.

“Caras para evaluar”

Objetivo: Descubrir cómo se ha sentido cada persona en el desarrollo de una actividad.
Desarrollo: A partir de una ficha en la que aparecen representados diferentes rostros, cada participante identifica momentos concretos de la actividad realizada con cada rostro. Seguidamente se asocia cada rostro con un sentimiento o estado de ánimo (alegría, tristeza, aburrimiento, etc.).
Puesta en común: se comparten las relaciones creadas, es decir, qué sentimiento se ha experimentado en cada momento y por qué.
Recurso: ficha “Las Caras”, disponible en: www.hoyjugamosenclase.com (Sección: Profesores. Etiqueta: Evaluación)

“Combate de ideas”

Objetivo: Descubrir nuevas ideas y promover el desarrollo de la creatividad.
Desarrollo: Dos personas se colocan enfrentadas, una tercera presenta un objeto (por ejemplo, un libro). Por turnos, cada uno cita un posible uso para el objeto en cuestión. No tiene que tratarse necesariamente de usos convencionales, también sirven otros siempre que sean reales (por ejemplo, el libro puede servir para leer, aprender... o para soportar una mesa, hacer un fuego o eliminar estrés rompiendo páginas).
Puesta en común: se analiza el procedimiento y los resultados aplicados a proyectos sobre los que esté trabajando.

“Figuras humanas”

Objetivo: Mejorar la confianza entre los miembros del grupo.
Desarrollo: A partir de una ficha que recoge ilustraciones de figuras humanas, cada grupo trata de imitarlas sobre una colchoneta o suelo blando. Una vez realiza, se fotografía con el fin de comparar la composición real con el modelo dibujado.
Puesta en común: se destaca la importancia del trabajo en equipo como medio para conseguir retos que sería imposible realizar de forma individual.
Recurso: ficha “Acrosport”, disponible en: www.hoyjugamosenclase.com (Sección: Profesores. Etiqueta: Acrosport) .

“La fotografía”

Objetivo: Mejorar el nivel de desinhibición entre los miembros del grupo.
Desarrollo: A partir de una ficha que recoge fotografías de personajes conocidos en diferentes situaciones, cada grupo trata de asumir una postura y gesto similar al de la imagen. Una vez lograda, se realiza una fotografía y se compara con el modelo dado.
Puesta en común: se comparten las experiencias, analizando las dificultades expresivas que implica cada fotografía.
Recurso: ficha “La fotografía”, disponible en: www.hoyjugamosenclase.com (Sección: Profesores. Etiqueta: Expresivos).

“Baile del chipi-chipi”

Objetivo: Mejorar el nivel de desinhibición entre los miembros del grupo.
Desarrollo: El grupo se dispone de forma circular y al canta al unísono una canción. Una persona gira por el interior y en un determinado instante (marcado por la letra de la canción) baila con otra persona y la incorpora al interior del círculo. A medida que se repite la canción, más personas acceden a la parte central, cambiando su rol en la danza.
Recurso: letra de canción, disponible en: www.hoyjugamosenclase.com (Sección: Profesores. Etiqueta: Expresivos).

“Pasar por el aro”

Objetivo: Promover la colaboración entre los miembros de un grupo.
Desarrollo: Las personas del grupo se cogen de la mano formando una hilera. Se coloca un aro en el hombro de la primera persona, que tendrá que utilizar los movimientos de su cuerpo para que pase a la persona de al lado. Así hasta que el aro llegue a la última persona.
Recurso: un aro de tamaño similar a los empleados en gimnasia rítmica.

“Tierra, mar y aire”

Objetivo: Mejorar la atención.
Desarrollo: El grupo se dispone en fila junto a una línea trazada en el suelo con tiza. Se explicarán las diferentes consignas: “Tierra” (colocarse a la izquierda de la línea mediante un salto), “Mar” (colocarse a la derecha de la línea mediante un salto) y “Aire” (en el lado en el que esté, saltar y palmear sobre la cabeza). El dinamizador irá diciendo cada una de las tres consignas de forma aleatoria hasta que algún miembro del grupo cometa un error en su ejecución. En ese instante, el dinamizador indica a la persona que ha fallado que pase al final del la fila.

“Director de orquesta”

Objetivo: Mejorar la capacidad de observación.
Desarrollo: El grupo adopta una disposición circular, quedando un miembro en el centro. Éste cerrará los ojos mientras se designa a la persona que ejercerá como “director de orquesta”. Una vez asignado este rol, comienza la dinámica. El “director de orquesta” realizará movimientos con sus manos simulando que toca distintos instrumentos (violín, guitarra, tambor, flauta...), que irá cambiando cuando estime conveniente. El resto del grupo imitará sus movimientos. La persona que quedó en el centro tendrá que observar y descubrir quién es el director de orquesta.

“Palabra escondida”

Objetivo: Descubrir prejuicios en un grupo.
Desarrollo: El grupo se dispone sentado frente a una persona, que tendrá una pizarra a su espalda. En ella, se anotará una palabra relacionada con el ámbito sobre el que se pretenda descubrir el prejuicio (por ejemplo, el nombre de una país o nacionalidad para comprobar si existe xenofobia). La persona que tiene la palabra a su espalda tiene que averiguarla a partir de las intervenciones del grupo. Cada miembro, respetando un turno de palabra, podrá dar una pista que consistirá en otra palabra. Solo una, que no podrá ser de la misma familia ni ir acompañada de gestos.
Puesta en común: se analiza la relación entre algunas palabras utilizadas para proporcionar pistas en la dinámica y los prejuicios sociales implicados.
Recurso: pizarra.

“Corriente continua”

Objetivo: Mejorar la confianza entre los miembros de un grupo a través del contacto físico.
Desarrollo: El grupo de coloca en círculo, unidos por las manos. Una persona queda en el centro. Su papel será averiguar por dónde está pasando la “corriente” (es un aumento en la fuerza aplicada en el agarre de las manos, que tendrá que pasar de una persona a otra).

“Posiciones enfrentadas”

Objetivos: Aprender a defender ideas a través del debate.
Desarrollo: Cada una de las personas del grupo tiene dos tarjetas, una indicará “Acuerdo” y la otra “Desacuerdo”. El dinamizador expondrá una afirmación controvertida sobre el tema objeto del debate. Cada persona tomará partido haciendo uso de su tarjeta. Con esto se formarán dos equipos, que se colocarán en filas enfrentadas y debatirán, cambiando la persona que toma la palabra en intervalos de treinta o sesenta segundos.
Recurso: dos aros de tamaño similar a los empleados en gimnasia rítmica.

“Perros y gatos”

Objetivo: Desarrollar la capacidad empática con respecto a las discapacidades sensoriales.
Desarrollo: El grupo se divide en dos, “perros” y “gatos”. Todos se privan de la visión (con venda de ojos o similar). Así comienza la dinámica, en la que tendrán que conseguir encontrar y reconocer a los miembros de su grupo a través del sonido (cada miembro onomatopeya a un perro o gato, según su asignación) y del reconocimiento facial mediante el tacto.
Puesta en común: se analizan las dificultades que ha experimentado cada persona al ser privada del sentido de la visión.

“Tronco talado”

Objetivo: Mejorar la confianza individual en el grupo.
Desarrollo: Se crean grupos de seis u ocho personas, que se disponen en círculo, sin dejar hueco entre sus miembros. Una persona se coloca en el centro del círculo. Con el cuerpo rígido y los ojos cerrados, se deja caer simulando un árbol talado. El grupo evitará que caiga al suelo.
Puesta en común: se analizan las sensaciones de cada. En un primer momento, el miedo a caer; después, la seguridad de saber que el grupo lo evitará.

“Rap de presentaciones”

Objetivo: Realizar presentaciones de una forma desenfadada.
Desarrollo: Cada una de las personas del grupo se presenta entonando la siguiente canción a ritmo de rap: “Este rap que te voy a cantar es para mi nombre recordar. Pedro, Pedro, me llamo Pedro”. Todo el grupo, al unísono responde: “Pedro, Pedro, se llama Pedro”.

Documento para imprimir